Es un edificio residencial de 15 pisos y tres niveles subterráneos ubicado en Santiago, Chile. De hormigón armado, está estructurado en base a muros de corte como es la práctica tradicional chilena para este tipo de edificios. Como sistema de protección sísmica, este edificio cuenta con dos amortiguadores de masa sintonizada (AMS) de 115tonf cada uno en el piso 15. Ambos AMS se apoyan sobre aisladores elastoméricos y deslizadores friccionales sobre la losa de dicho piso.